Armeria Nativa 

Rabbits stick & Estrellas Apache

Hoy queremos hablar de unas de las primeras herramientas usadas por humanos y culturas en todo el mundo.


-Los “rabbits stick”

Son palos generalmente curvos, y que se usaban antiguamente por muchas tribus entre ellas hopi, navajos y zunis.
Existen murales en el antiguo egipto en los que se veía como se usaba un palo parecido para cazar patos.

 

 

 

Sus medidas aproximadas, ya que vale cualquier palo que tenga un poco de curva, son entre 2.5 y 5,00 cm de diámetro y entre 30 a 60 cm de largo.


Es un arma arrojadiza muy simple pero con práctica muy eficaz, la forma de lanzarlo es agarrándolo por una punta y haciéndolo girar a la vez que se lanza.

Estas armas se utilizaban para cazar conejos, ardillas, pájaros. Algunos textos indican que también se lanzaban a las patas de los ciervos, con la finalidad de quebrarlas para poder seguirlos y capturarlos. Eran idóneas para evitar daños en el plumaje y la piel, ya que con otras armas como flechas o lanzas, estas se rompían imposibilitando así su uso en prendas de vestir etc.
Los “rabbits stick” no están hechos para volver, ya que están diseñados parta aturdir o matar.

 

 

-Estrellas apache

Son una variación de los “rabbit stick”, de fácil construcción. Para ello utilizamos dos palos rectos de la misma medida y aproximadamente el mismo diámetro, más difícil de acertar que el “rabbit stick” pero igual de efectivo si lográramos alcanzar a la pieza.

Como herramientas de supervivencia, son unas de las más efectivas y fáciles de obtener.

Puede usarse no solo como arma, sino también para cavar refugios subterráneos y hacer hogeras. Se cree que en la antigüedad se fabricaban con madera dura acabadas en un final curvo o pesado para que en mitad de vuelo el palo continúe su curso y no se tambalee.

 

 

 

Autor: José Antonio García Pozuelo

ESKIMO BIRD BOLAS INUIT

Era un arma de caza utilizada por muchos pueblos aborígenes de toda América del Norte, entre ellos los Inuits. 

Consistía en 6-7 bolas aproximadamente del mismo peso, principalmente fabricadas de hueso y colmillo de morsa tallados, aunque otras veces de cornamente, como esta que muestro.  

 

 

Tienen un agujero perforado para sujetar las cuerdas,que se hacían con los tendones del caribu trenzado.

Esta herramienta de caza, servía para atrapar aves en el Ártico. Se arrojaban a las bandadas de pájaros en pleno vuelo,como patos y gansos, que al enredarse con las cuerdas de las boleadoras, junto con el propio peso provocaban el descenso de las mismas y podían ser atrapadas. 

El cazador sostenía el mango de las boleadoras, comenzaba a balancearlas en un movimiento circular, horizontalmente sobre la cabeza, soltándolas sobre el objetivo en vuelo. Son eficaces para la caza de aves cuando su vuelo alcanzase como máximo los 40-50 metros de altura.

Autor: José Antonio García Pozuelo

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
696609252 - 607391936 - clantipi@gmail.com